La Cámara de Importadores (CIRA) le reclamó al secretario de Industria, Ariel Schale, que elimina las licencias no automáticas (LNA) a los productos del sector de la salud, al tiempo que aclararon que “no existe desabastecimiento alguno” y subrayaron la necesidad de contar con “suficiente anticipación” para garantizar el flujo logístico de este tipo de operaciones.

La entidad argumentó la necesidad de contar con un “normal abastecimiento de los productos importados para el ámbito de la salud” para así “prevenir y estar preparados para cualquier escenario negativo en la propagación del COVID-19”.

180 días

En pedido de excepción considera una eliminación transitoria por 180 días de las LNA correspondientes a “todos los insumos médicos básicos, elementos de protección y cuidado de la salud y fármacos que puedan necesitarse para el tratamiento de esta y otras afecciones que estén relacionadas”.

“El COVID-19 obliga a toda la sociedad argentina en su conjunto a tomar con rigurosa seriedad la prevención y las acciones necesarias para evitar una posible propagación de este mal que está aquejando a la mayoría de los países del mundo. Esta necesidad alcanza a las personas en particular, pero también a las instituciones en su conjunto, siendo el sector público un actor central para minimizar el impacto que tenga este virus en nuestro país, conforme avancen los días”, explicó la CIRA.

Insumos

Insumos médicos básicos, farmacopea en general, insumos oftalmológicos y equipamiento para uso en medicina, para uso en rehabilitación y en otras especialidades médicas, son objeto del pedido de la CIRA ya que, en su mayoría, son todos importados.

En la misma línea, los importadores le pidieron al Banco Central flexibilizar los requisitos que exigen demostrar el ingreso de las mercaderías dentro de los 90 días de girados los anticipos al exterior, como estipula la comunicación “A” 6844.

Pedidos al Ministerio de Salud

Mismos requerimientos fueron planteados al Ministerio de Salud y a la Subsecretaría de Gestión Administrativa de dicha cartera, “órbita en la cual recae el uso de todas estas importaciones cuya mayoría abastecen hospitales públicos, centros de atención vecinales y también instituciones privadas en toda la Argentina”.

“Dejamos en claro que hasta el momento no existe desabastecimiento alguno y con suficiente anticipación solicitamos a las autoridades nacionales que arbitren los medios adecuados para continuar facilitando el normal abastecimiento de las importaciones de los insumos médicos necesarios”, concluyeron.


Fuente TradeNews